La “ley de adoctrinamiento sexual” se impondrá a los alumnos de todos los centros educativos de Madrid

La “ley de adoctrinamiento sexual” se impondrá a los alumnos de todos los centros educativos de Madrid

Todos los alumnos deberán aprender “diversidad sexual” y conocer “la realidad lésbica, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual”.  Se obliga a enseñar a los niños que pueden elegir su género y multará con 45.000 € a quién transmita una visión positiva de la heterosexualidad

HazteOir.org promueve una petición al Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid para que intervenga en defensa de la libertad y los derechos de los padres. Su presidente, Ignacio Arsuaga, considera que “es urgente la movilización social contra una ley totalitaria que nos impide decidir qué educación queremos para nuestros hijos”

MADRID, 20 DE JULIO DE 2016. La “ley de adoctrinamiento sexual” es el nombre popular de la Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género aprobada en Madrid el pasado 14 de julio.  Según esta norma, todos los alumnos deberán aprender “diversidad sexual” y conocer “la realidad lésbica, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual”. Además, la ley obliga a enseñar a los niños que pueden elegir su género y multará con 45.000 € a quién transmita una visión positiva de la heterosexualidad.

La asociación HazteOir.org está promoviendo una petición ciudadana al Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid para que intervenga en defensa de la libertad y los derechos de los padres. La petición puede consultarse en este enlace.

 

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, considera que “es urgente la movilización social contra una ley totalitaria que nos impide decidir qué educación queremos para nuestros hijos”.

 

La “ley de adoctrinamiento sexual” ha sido impulsada por grupos de presión LGTB y aprobada por la práctica totalidad de los diputados de la Asamblea de Madrid en pleno mes de julio, a sólo dos meses del inicio de curso escolar. En su articulado se incluye una Estrategia integral de educación y diversidad sexual e identidad o expresión de género que “se aplicarán en todos los niveles y etapas formativas y serán de obligado cumplimiento para todos los centros educativos”.

 

Como explica Arsuaga, la ‘ley de adoctrinamiento sexual’ no hace distinción entre centros públicos, concertados o privados y establece textualmente que “la Consejería de Educación incorporará la realidad lésbica, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual en los contenidos transversales de formación de todo el alumnado de Madrid”.

 

Para HazteOir.org, el carácter totalitario de esta ley se refleja en sus sanciones, ya que se penaliza “la promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona”. En palabras de Arsuaga, “esto significa que será multado el padre o educador que enseñe que la heterosexualidad es un modo natural de comportamiento o cuestione la ‘elección de género’ del menor”.

 

“Estamos ante la versión más radical de la vieja asignatura de Educación para la Ciudadanía. Y nos la intentan ‘colar’ en verano, en plenas vacaciones escolares para que pase desapercibida. Si no actuamos ahora, nos encontraremos con la ‘ley de adoctrinamiento sexual” con la vuelta al cole”, concluye el presidente de HazteOir.org.