Defiende la vida y a los menores vía CitizenGO: pretenden adoctrinar en el aborto en las escuelas panameñas

Defiende la vida y a los menores vía CitizenGO: pretenden adoctrinar en el aborto en las escuelas panameñas

La Ley de Educación Sexual ningunea a los padres de familia y propone el programa educativo de Planned Parenthood
Violando además la libertad educativa y religiosa en los centros regidos por las distintas confesiones
Apoya la campaña de la Asociación Vida y Familia: firma en CitizenGO

La Ley de Educación Sexual ningunea a los padres y propone el programa de Planned Parenthood, violando la libertad educativa y religiosa. Actúa.

REDACCIÓN HO / CitizenGO.- La Ley de Educación Sexual ya está en la agenda de la Asamblea de Panamá. La Asociación Vida y Familia de Panamá muestra su preocupación porque gran parte de las mejoras propuestas han sido rechazadas. “Lamentablemente la voz de los ciudadanos, padres de familia responsables, no ha sido escuchada”, señala Juan Francisco de la Guardia, presidente de la Asociación Vida y Familia de Panamá.

Los padres de familia de Panamá habían peleado por participar en la elaboración de los contenidos y la supervisión de su ejecución. Pero el texto vuelve a ningunear a los padres en la elaboración de los contenidos educativos. No se les consultará en la elaboración de contenidos ni se les pedirá permiso para su impartición.

Además, los contenidos serían obligatorios en todas las escuelas de Panamá, violando la libertad educativa e incluso la libertad religiosa de los centros regidos por las distintas confesiones.

La entrega de condones se realizará sin conocimiento ni consentimiento de los padres y de manera obligatoria en todas las escuelas. Ni siquiera se ha aceptado la propuesta de que se advierta del riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

Por otra parte, si un menor solicita asistencia para cuestiones relacionadas con su salud sexual y reproductiva (preservativos, anticonceptivos, píldora del día después, etc.) la ley establece que se consultará con las asociaciones de padres, pero no con los mismos padres del menor.

“Se trata de un modelo de educación sexual ideado por Planned Parenthood, la organización que en las últimas semanas ha saltado a los medios por el escándalo de traficar con bebés abortados; en Panamá operan a través de su filial APLAFA”, denuncia De la Guardia.

Por si fuera poco, la tramitación de la ley se ha hecho sin ninguna transparencia. El texto que está agendado nunca fe colgado en la web de la Asamblea.

El pasado 27 de agosto se celebró un debate sobre la polémica ley en la Asamblea. En dicho debate participó la ex diputada Teresita de Arias, representante de APLAFA y entusiasta del texto: “Este asunto debe ser un tema exclusivo de los diputados; ni la Iglesia, ni grupos organizados por muy  grandes que fuesen tienen cabida”.

“¿Tiene miedo a la voz de la ciudadanía?, ¿no quiere escuchar a los padres?, ¿se olvidó a la exdiputada representante de APLAFA que los Honorables Diputados se deben y representan al pueblo y que su trabajo es mandato de la ciudadanía? Y por cierto, si es cuestión de Diputados, ¿por qué opina una que no es Diputada?, ¿será que la representante de la filial panameña de  APLAFA sigue los lineamientos de los organismos internacionales?”, se pregunta De la Guardia.

La campaña de la Asociación Vida y Familia de Panamá colgada en CitizenGO va dirigida a los miembros de la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social que debatirá la polémica ley. Si quiere participar en esta campaña, puede hacerlo aquí.