Educación Diferenciada, un paso adelante: el TSJA asiste el derecho de los padres y la libertad educativa

Educación Diferenciada, un paso adelante: el TSJA asiste el derecho de los padres y la libertad educativa

Los padres de los centros de educación diferenciada andaluces, unidos en la plataforma Mis padres Deciden, reciben «con alegría» las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía
Devuelven los conciertos educativos a los Centros Educativos de Ribamar y Torrealba
«El Tribunal ha reconocido que el interés general no es el interés de la Administración, sino el del ciudadano, el de nosotros, como padres»
«Sólo queremos que respeten el derecho que tenemos a decidir la educación de nuestros hijos»
«Ambos modelos educativos pueden convivir sin problema»

Los padres de los centros de educación diferenciada andaluces, unidos en la plataforma Mis padres Deciden, reciben «con alegría» las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que devuelven los conciertos educativos a los Centros Educativos de Ribamar y Torrealba.

REDACCIÓN HO.- Los padres de los centros de Educación Diferencia reciben «con alegría»  las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que devuelve los conciertos educativos a los Centros Educativos de Ribamar y Torrealba. «Hoy ha ganado la libertad y el derecho de los padres –de todos, incluso los de escasos recursos económicos- a decidir la educación de nuestros hijos», celebra Gemma García, presidenta de la plataforma Mis Padres Deciden,  integrada por todas las familias de los colegios de educación diferenciada concertados andaluces y destacada por su defensa de esta modalidad educativa frente al acoso ejercitado por la Junta de Andalucía. 

Firma el Manifiesto y di SÍ a la libertad de educación

«Es una gran satisfacción que el TSJA reconozca nuestro derecho a decidir, la no discriminación a ningún centro por su proyecto educativo y que Centros como Ribamar, Torralba, las Hermanas de la Cruz, Altair… puedan seguir realizando su gran labor social en favor de los más desfavorecidos». señala García en una carta abierta remitida a  HO. «El Tribunal ha reconocido que el interés general no es el interés de la Administración, sino el del ciudadano, el de nosotros, como padres. Un derecho que nos dio la Constitución y un derecho que la LOMCE refuerza y garantiza. Hay un ataque a la educación diferencia concertada», añade.

«Nosotros sólo queremos que respeten el derecho que tenemos a decidir la educación de nuestros hijos. Ambos modelos educativos pueden convivir sin problema. Igual que puede convivir la pública y la concertada. Son simplemente opciones. Opciones a la que deberíamos poder acceder todos y que la LOMCE así establece. La “enseñanza mixta no puede ser impuesta”. Sabemos que la educación diferenciada es legal, constitucional y no discriminatoria. Podríamos dar muchos argumentos por los que hemos dicho “SÍ a la educación diferenciada”, pero creemos que no se trata de convencer a nadie, solo de que se respete este derecho constitucional», observa Gemma García.

«Vendrán nuevas batallas, pero sin duda las ganaremos porque centros, trabajadores, alumnos y padres seguiremos luchando JUNTOS por el derecho a decidir la educación de nuestros hijos», concluye la presidenta de Mis Padres Deciden.