Francia convoca al Consejo de Seguridad de ONU para alentar la defensa de los cristianos perseguidos por el Daesh

Francia convoca al Consejo de Seguridad de ONU para alentar la defensa de los cristianos perseguidos por el Daesh

La reunión ha sido fijada para el próximo día 27
Pretende "llamar a la conciencia universal" y movilizar a Naciones Unidas en la defensa de los cristianos y otras minorías que sufren el terror yihadista en Irak y Siria

El próximo día 27, para "llamar a la conciencia universal" y hacer frente al terror de Estado Islámico sobre las minorías religiosas de Irak y Siria.

REDACCIÓN HO.- Francia, que preside actualmente el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ha convocado una reunión de este máximo órgano de la ONU el próximo 27 de marzo, consagrada específicamente a la protección de "los cristianos y otras minorías" en Oriente Medio. 

El anuncio de esta reunión fue hecho hoy en Rabat por el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, en visita oficial en Marruecos"Estamos al lado de las minorías y no aceptaremos su persecución", dijo Fabius, quien añadió que el mundo "no puede aceptar la acción terrible de los terroristas" contra estas minorías cristianas y de otras religiones.

"Daesh (acrónimo árabe del EI) y los terroristas que están con Daesh quieren simplemente erradicar, suprimir físicamente, guillotinar a todos los que no piensan como ellos" y "Francia ejerce su rol llamando a la conciencia universal del Consejo de Seguridad para que se movilice", dijo a la cadena BFMTV el jefe de la diplomacia francesa.

Fabius se refería a la persecución practicada en Irak y en Siria contra los cristianos asirios y los yazidíes, principalmente, que han sufrido martirio, que han sido obligados a convertirse al Islam o han sido esclavizados, además de haber provocado movimientos masivos de población. La persecución también ha afectado, aunque en menor medida, a minorías étnicas como los kurdos y los turcomanos.

En Siria, unos 220 cristianos asirios fueron secuestrados el mes pasado por el grupo Estado Islámico. Desde entonces, más de 1.000 familias asirias, unas 5.000 personas, han escapado de la zona donde se produjeron los secuestros y se han refugiado en ciudades vecinas controladas por las fuerzas kurdas y gubernamentales, según un responsable asirio. Antes del inicio del conflicto, en Siria vivían unos 30.000 asirios, una comunidad de las más antiguas convertidas al cristianismo. En los casi cuatro años de guerra más de 200.000 personas han muerto.