Las cinco CC.AA. no gobernadas por el PP dicen que no aplicarán la LOMCE el próximo curso

Las cinco CC.AA. no gobernadas por el PP dicen que no aplicarán la LOMCE el próximo curso

Los consejeros de educación del Andalucía, País Vasco, Cataluña, Asturias y Canarias comparecen juntos
Dicen que no aplicarán la LOMCE el próximo curso
Aducen falta de tiempo, de financiación, de diálogo...
País Vasco se suma además al órdago catalán: no cambiarán los libros de texto

Dejan claro que aplicarán la ley cómo y cuando lo crean conveniente. El Gobierno vasco se suma además a la insumisión catalana, y dice que tampoco cambiará los libros de texto.

REDACCIÓN HO.-Los responsables de Educación de las cinco comunidades autónomas no gobernadas por el PP - Andalucía (PSOE), País Vasco (PNV), Cataluña (CiU), Asturias (PSOE) y Canarias (CC)- han comparecido juntos ante los medios para afirmar que es "imposible" que apliquen la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) el próximo curso. El responsable de Educación en el Ejecutivo autonómico andaluz, Luciano Alonso, así como los consejeros Cristina Uriarte (País Vasco), Irene Rigau (Cataluña), Ana González (Asturias) y la viceconsejera Manuela de Armas (Canarias) han comparecido en una rueda de prensa en Madrid para expresar su postura conjunta, unas horas antes de participar en la Conferencia Sectorial de Educación para estudiar los decretos de enseñanzas vinculados a la reforma educativa

Criticando la "falta de diálogo del Gobierno", han incidido en la falta de una financiación adecuada para la puesta en práctica de una ley que, según ha apuntado el consejero socialista andaluz, va a "disparar el gasto en educación"; por su parte,  la asturiana Ana González ha lamentado la "falta de lealtad institucional" del Gobierno central por no haber informado puntualmente ni consultado diversas cuestiones sobre la ley a las comunidades autónomas. Ambos han señalado que sus respectivos gobiernos mantienen su intención de recurrir la LOMCE ante el Tribunal Constitucional, al igual que se ha anunciado desde Cataluña: la viceconsejera canaria ha acusado al Ejecutivo de Rajoy de no ser "responsable" y de actuar "a espaldas" de los gobiernos autonómicos.

Uriarte ha señalado por parte del Gobierno vasco poner en marcha la ley con el calendario fijado por el Gobierno central -empezando en el próximo curso académico en el caso de Primaria y Formación Profesional Básica- es "inviable, porque no da tiempo a que las comunidades autónomas puedan hacer el desarrollo normativo de la Lomce y luego planificar el curso". Rigau ha reprochado al Ejecutivo de Mariano Rajoy la falta de un diálogo "fluido y sincero" con las autonomías y "la improvisación, la precipitación y la imposición" que, a su juicio, han marcado la forma de actuar del Ministerio de Educación. Asimismo, ha señalado que la nueva ley "atenta contra la autonomía" de los centros educativos y de las comunidades autónomas. 

Uriarte ya lanzó este aviso durante la presentación de la campaña de prematrícula para el próximo curso escolar, en vísperas de la reunión sectorial de hoy para debatir sobre la LOMCE. La consejera vasca, que considera que esta ley invade sus competencias y por ello tienen previsto recurrirla ante el Tribunal Constitucional, ha recordado que el Gobierno central aún no ha aprobado los decretos que desarrollan la Ley. 

Uriarte: "Seguimos con los libros que tenemos"

Uriarte anunciaba que no cambiará, de momento, los libros de texto para adaptarlos a la nueva ley. Este desafío ya lo realizó también la consejera catalana, Irene Rigauquien anunció que se reunirá la próxima semana con representantes del sector editorial para informarles de que "no es necesario modificar los libros"

La consejera señalaba que, si bien ya existen borradores sobre los contenidos que debieran tener los libros, estos no son "definitivos" y que ante esta situación su Ejecutivo no va a cambiar los textos educativos. "De momento, seguimos con los libros que tenemos. Está decidido", ha manifestado. El Departamento de Educación tiene previsto reunirse próximamente con representantes de las editoriales que elaboran los textos para analizar la situación.