La contundente manifestación promatrimonio en Francia no será acallada pese a los intentos de minusvalorarla

La contundente manifestación promatrimonio en Francia no será acallada pese a los intentos de minusvalorarla

Francia se levanta por los derechos del niño a tener un padre y una madre
Una mayoría de homosexuales defienden el matrimonio natural y los derechos del niño
La Policía trata de minusvalorar en sus cifras la gran manifestación ciudadana
Una semana antes ya trató de impedirla obstaculizando su recorrido
Pero la 'Manif pour Tous' ya traspasa fronteras

Una semana después del apabullante movimiento cívico a favor del matrimonio natural, la única unión portadora de vida, resurge la defensa de la verdad en todo el mundo. En Francia, la Polícia dió cifras de asistencia inferiores, que contabilizó horas antes del inicio.

REDACCIÓN HO.- La verdad del matrimonio es defendida por numerosas asociaciones de homosexules en Francia que volvieron a sumarse a la 'Manifestación para Todos' en defensa del matrimonio entre un hombre y una mujer. La principal de ellas, Homovox, denuncia las presiones del lobby gay para hacerles abandonar su defensa decidida de los derechos del niño a tener un padre y una madre. Unas presiones que tratan de constreñir a todos en unos criterios fuera de toda lógica.

"La mayoría de los homosexuales no queremos el matrimonio ni la adopción"

Pero la defensa mayoritaria del matrimonio, ya varias veces manifestada en Francia, es llamada por los organizadores la "Gran Armada". Una defensa cívica que cuenta con los certeros proyectiles de la verdad y la paz. Nada ni nadie puede silenciarles por mucho que traten de desprestigiarles con argumentos inconsistentes de 'homofobia' contra lo que es puramente 'matrimoniofilia'.

La Policía de París trata de impedir que los franceses se manifiesten de nuevo

El Gobierno trata de manipular las cifras de asistentes, reduciendo el millón cuatrocientos mil, contabilizados en la hora álgida de la manifestación, a tan sólo trescientos mil, cifra difundida y contabilizada por la Policía horas antes del inicio oficial de la manifestación, para intentar de desprestigiar el gran movimiento cívico de los amantes del matrimonio y de los derechos del niño, en contraposición de los derechos 'al niño' que trata de imponer el presidente socialista François HollandeUna semana después, los manifestantes le piden de nuevo al presidente francés que retire la ley que atenta contra el matrimonio y contra la sociedad, y desean que éste no utilice las mismas estratagemas que emplea contra ellos para contabilizar a los parados franceses.

La falacia de la teoría de género

Los manifestantes promatrimonio en Francia son los iniciadores del gran movimiento internacional sobre la verdad del matrimonio, que ya es secundado en Reino Unido y en Estados Unidos.