Ferrín Calamita, tras la denegación de indulto: "Es una arbitrariedad en estado puro"

Ferrín Calamita, tras la denegación de indulto: "Es una arbitrariedad en estado puro"

La denegación se le ha comunicado por correo ordinario, sin certificar ni acuse de recibo
No se acompaña de motivación alguna ni de las formalidades que prevé la ley
Destaca la arbitrariedad respecto a otros indultos "mucho más llamativos"
"Es darse contra un muro", señala el exjuez, a quien HO entrevistará esta tarde en Murcia
Mientras esto le sucede a un juez movido por el interés de buscar el bienestar de una menor, la pareja de lesbianas que le demandó ya está separada

Se le notifica por correo ordinario, sin acompañarse de motivación alguna ni de las formalidades que prevé la ley. "Es darse contra un muro", nos señala, destacando la arbitrariedad respecto a otros indultos "mucho más llamativos". Mientras. la pareja de lesbianas que inició su calvario se ha roto: el menor, ¿cobaya humana al servicio de experimentaciones de ingeniería social?

REDACCIÓN HO.-  Sin cumplir las más mínima formalidades: así es como el gobierno ha dado traslado al Fernando Ferrín Calamita de la denegación del indulto que para él habían solicitado medio centenar de abogados. Inhabilitado como juez de familia por anteponer lo que en conciencia y según su saber profesional consideraba lo mejor para el bienestar de una menor, aunque ello le enfrentara al todopoderoso lobby gay, hasta en esto ha padecido la presión de la ideología de género. Firmado por el “jefe del servicio de la División de Derechos de Gracia y otros Derechos”, se ha notificado hoy al ahora abogado en oficio en Murcia que la petición "ha sido resuelta de forma desfavorable por Acuerdo del Consejo de Ministros del 8 de febrero de 2013”.

"Arbitrariedad en estado puro"

Según ha relatado Ferrin Calamita en exclusiva a Noticias HO, en las que son sus primeras declaraciones tras la notificación,  la comunicación de denegación de indulto le ha llegado esta mañana “por correo ordinario, sin ni siquiera certificar y sin acuse de recibo”, simplemente entregada por el cartero en su buzón. Faltando estas consideraciones, más llamativo resulta el que la comunicación no viniera acompañada de motivación alguna sobre por qué le ha sido denegado el indulto, ni que se aporten las formalidades que prevé la ley, como son el informe fiscal o el del tribunal sancionador ni  se le dé traslado del Acuerdo denegatorio.

“Es cierto que el indulto es una medida de gracia potestad del Consejo de Ministros, pero es que el indulto está regulado por una ley de 1870, anterior a la Constitución. Lo mínimo que podrían haber hecho es motivar la denegación”, nos destaca el exjuez.

"Es darse contra un muro"

En este sentido, ante las deficiencias en las que se ha comunicado, cabría plantearse ahora un posible recurso frente a la denegación del indulto, “pero es darse contra un muro”, nos indica Ferrin Calamita, para quien la decisión, “pese a que la esperaba, es de una arbitrariedad en estado puro”. 

Y es que junto a los defectos señalando respecto a la notificación de denegación de indulto se suma el ver cómo en estos últimos meses hemos estado asistiendo, a través de le lectura del BOE, a la concesión de otros indultos “cuanto menos mucho más llamativos, como el del kamikaze que conduciendo a 200 por hora en sentido contrario por la AP-7 se cobró la vida de un joven ciudadano, y que fue condenado a 13 años de prisión, y cuya medida de gracia se concedió contra la opinión de la Fiscalía, los jueces de la Audiencia Provincial y de la familia de la víctima; o el más reciente de otro condenado a seis años de cárcel por depósito de armas y tráfico de drogas”, plantea el evidentemente más que discriminado profesional. Recordemos respecto al caso del kamikaze que los medios han señalado que su abogado es Esteban Astarloa, hermano de Ignacio Astarloa, el que fuera secretario de Estado de Seguridad y alto dirigente del PP. También han desvelado los medios que en el mismo despacho de abogados trabaja un hijo del ministro Gallardón. Ferrín Calamita cumplía el pasado día 19 cinco años de la condena que le fue impuesta. Le quedan otros cinco. Hasta febrero de 2018, "si sigo habitando este planeta llamado Tierra", nos dice.

La pareja de lesbianas que inició este calvario, rota: La menor, ¿cobaya humana?

Mientras se conoce esta nueva persecución hacia Ferrín Calamita, HO ha podido saber por fuentes cercanas a la pareja de lesbianas que inició el proceso en su contra al entender "retraso malicioso" en el expediente de adopción de Candela, la menor hija de una de ellas, ya se han separado. 

Han durado seis años. Vanesa y Susana han roto la relación "conyugal", al menos así le consta a nuestras fuentes desde finales de noviembre de 2012, que añaden además que  la primera (adoptante) se ha ido con otra mujer, y la segunda (madre que recurrió a la inseminación artificial) se ha quedado a cargo de Candela y de otros dos hijos que han tenido, ignoramos cómo.  ¿Tendrá ahora Candela tres "mamás"? Las dos citadas, más la nueva pareja de Vanesa... Y, a no tardar, cuando Susana encuentre a otra mujer, ¿cuatro? ¿Dónde queda en todo esto el interés de la menor? ¿Tenía razón el inhabilitado juez al obrar según el interés de la menor, o lo propio es hacer de los menores instrumentos de ingeniería social? Es lo mismo que se plantea el propio Ferrín Calamita: ¿los menores, cobayas humanas?