Rusia endurece la ley del aborto

Rusia endurece la ley del aborto

«<a href="http://www.hazteoir.org/np/dav-celebra-derrota-paliativos-aborto-en-rio20-y-anima-rajoy-ser-consecuente">DAV celebra la "derrota sin paliativos" del aborto en Río+20 y anima a Rajoy a ser consecuente</a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/41917-rusia-nuevas-restricciones-aborto">«Rusia: nuevas restricciones al aborto»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/27361">El Gobierno ruso lo confirma: "Sin duda, la reducción de abortos está en la agenda"</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/np/existen-pruebas-palpables-exito-movimiento-provida-en-mundo">WCF Madrid 2012: "Existen pruebas palpables de éxito del movimiento provida en el mundo</a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/41813-wcf-madrid-2012-en-sociedad-en-crisis-reclamamos-importancia-familia">«WCF Madrid 2012: "En una sociedad en crisis, reivindicamos la importancia de la familia"»</a>

REDACCIÓN HO.- El pasado 11 de julio, cuando en Londres se estaban haciendo públicas las conclusiones de la conferencia sobre planificación familiar auspiciada por el Fondo de  Bill y Melinda Gates, el Departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno británico y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Duma rusa endurecía las penas contra el aborto ilegal, en un país que arrastra la lacra de 6 millones de abortos perpetrados al año. 

En la conferencia antinatalidad londinense han participado más de 150 Jefes de Estado o altos funcionarios de los países donantes, de los países en vías de desarrollo, así como representantes de organismos internacionales, ONGs y diversos fondos y representantes del mundo de los negocios. La conferencia adoptó una resolución cuyo contenido es bien sencillo; destinar miles de millones de dólares -en concreto 4.600- a favorecer la anticoncepción en países del tercer mundo, fijando recursos hasta 2020 para financiar las píldoras anticonceptivas -que incluyen efectos abortivos- y el uso de contraceptivos implantables, así como esterilizaciones masivas, a través de la financiación de operaciones de ligadura de trompas o, para los hombres pobres, vasectomías.

Mientras, Rusia, la primera nación moderna en la que se legalizó el aborto -fue en 1920 bajo el gobierno de Vladimir Lenin- evidencia que empieza a aprender de los errores. Tras décadas manteniendo la iniciativa del líder histórico el Gobierno ha tenido que recapacitar, debido al declive demográfico que vive el país. Ese declive ha reducido la población un 2,9% desde 1992.

La Duma rusa aprobaba una ley en virtud de la cual se aumentaban las sanciones por la práctica de abortos ilegales. La ley ha introducido la responsabilidad administrativa (que no existía hasta ahora) y ha aumentado las sanciones penales: a partir de ahora, los médicos podrán ser condenados a hasta ocho años de privación de libertad en caso de que el aborto practicado haya causado un daño grave a la salud de la mujer o por la práctica repetida de abortos ilegales en el curso de un año.

El giro ruso

Ya en octubre de 2011, Rusia restringía el plazo para abortar legalmente de la semana 12 a la 22.  "Nuestro objetivo es salvar la vida de los niños", se aseguraba desde el gobierno ruso al mes siguiente, cuando se emprendía la instalación de las "urnas-cuna", para hacerse cargo de los niños nacidos de embarazos no deseados. Unos meses antes, en julio, la Duma aprobaba la ley por la que se requiere que los anuncios para abortos incluyeran advertencias en las que se detallaran sus riesgos para la salud. En abril de 2001, se presentaba el nuevo proyecto de ley con el que se esperaba reducir el elevado número de de abortos "crear las condiciones para que una mujer embarazada pueda optar por dar a luz", según explicaba entonces Yelena Mizulina, jefe de la Comisión de la Duma para la familia, mujeres y niños. Iniciativas todas ellas que se han ido sucediendo desde la rotunda afirmación, en enero de 2010, de la ministra rusa de Salud,Tatiana Golikova: "el tema de la reducción de abortos está sin duda en la agenda"".

En el VI Congreso Mundial de las Familias (WCF Madrid 2012) se contó con la participación directa de expertos rusos que se manifestaron claramente en defensa del derecho a la vida y evidenciaron las gravísimas consecuencias del aborto y de las políticas antinatalistas en Rusia. Un país que renace con fuerza en favor de la vida y la familia en los últimos años, consciente de padecer una grave crisis demográfica y de la terrible lacra que arrastra, conocida a nivel mundial, por el elevado número de abortos que se perpetran en el país.