Un 25% de los dependientes reconocidos siguen sin ayudas: llegan a un 35% con los moderados

Un 25% de los dependientes reconocidos siguen sin ayudas: llegan a un 35% con los moderados

Zapatero vuelve a defraudar y a evidenciar un gobierno a golpe de anuncios electoralistas e improvisación según acumula fracasos, que pagan las familias y los más necesitados.

DIARIO MÉDICO.COM.-  Dependencia ha cerrado el año con 899.633 personas con derecho a prestación, pero el 25 por ciento de ellas todavía no ha recibido ninguna ayuda. La lista de espera se agrava y eleva al 35 por ciento desde enero por la incorporación de los dependientes moderados.

Dependencia ha cerrado el año con casi el mismo número de dependientes reconocidos a la espera de recibir prestación por servicios o económica con la que comenzó 2010. Se trata concretamente de una bolsa de 231.000 personas que pese a tener reconocido el derecho a prestación todavía no han accedido a ayuda alguna, lo que representa el 25 por ciento del total de dependientes reconocidos en el país. Esta bolsa de dependientes en lista de espera a 31 de diciembre de 2010 se eleva además en cerca de 136.000 personas más ya que desde enero los dependientes moderados evaluados con grado I nivel 2 tienen derecho a prestación, lo que sitúa por tanto el porcentaje de dependientes en lista de espera al 35 por ciento.

Para José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación de directoras y gerentes de servicios sociales, este dato significa que "se ha desaprovechado la ocasión de disminuir durante 2010, un año valle en el que no se habían incorporado nuevos dependientes, el limbo de los que tienen derechos reconocidos pero están todavía a la espera de recibir ayudas". Se trata en su opinión de una oportunidad perdida que puede convertir en crónica la bolsa de la lista de espera y que evidencia que "el acuerdo que se alcanzó en el Consejo Territorial para reducir los plazos a 6 mes no se está cumpliendo, sobre todo en algunas autonomías".

Las regiones que peor paradas salen en la evaluación son Canarias y Valencia, con un 58,4 y un 43,1 por ciento de dependientes reconocidos a la espera de una ayuda, respectivamente. A estos datos, Ramírez añade los de otras autonomía que "no están ofreciendo información real, porque no incorporan los datos hasta que emiten el dictamen, por lo que podrían tener un gran número de solicitudes en espera". Por el contrario, otras autonomías como La Rioja, Cantabria, Castilla y León o Aragón "se mueven en demoras por debajo del 20 por ciento, que nos parecen razonables".

El balance que hace Ramírez de estos datos resulta "alentador porque desde que se puso en marcha el sistema hay más de un millón de dependientes reconocidos y más de 600.000 que han recibido ayudas, pero preocupante porque la lista de espera, que se había reducido en 2009, se ha estancado en 2010 y crece en 2011 por la incorporación de los moderados". Su temor es que los acuerdos que penalizan a las autonomías que tarden más de 6 meses en ofrecer la ayuda obligándoles a financiar el coste íntegro en lugar de cofinanciarla a partes iguales con el Estado, "lleve a las autonomías a agilizar las nuevas solicitudes y dejar esa bolsa de casi 240.000 dependientes eternamente en un limbo".

Ramírez critica además que el sistema otorgue financiación en función del grado de dependencia, en lugar de en función de los costes, lo que penaliza a las autonomías que mejor están desarrollando la ley.