El Gobierno enviará un millón de preservativos a Africa

El Gobierno enviará un millón de preservativos a Africa

«BLOGS HO: »<a href="http://feedproxy.google.com/~r/LaBuenaVida/~3/XXuJ925dR5Q/">«El Papa culpable, ¿cómo no?»</a>« por Gádor Joya»
«BLOGS HO: <a href="http://blogs.hazteoir.org/juanadearco/2009/03/18/el-psoe-promueve-sexo-para-lucrarse-con-abortos/">El PSOE promueve sexo para lucrarse con abortos</a> por Juana de Arco»
«BLOGS HO: <a href="http://blogs.hazteoir.org/profesionalesetica/2009/03/18/linces-monos-buitres/">Linces, monos, buitres</a> por Teresa García-Noblejas»

Los socialistas optan por enfrentarse a la Iglesia, convencidos de que así distraerán a los ciudadanos de la cada vez más deteriorada situación económica de España.

REDACCION HO.- Bernat Soria ha anunciado que va a enviar un millón de preservativos a Africa, destinado, según el Ministerio de Sanidad, a frenar la expansión del sida.

La respuesta del gobierno español a las palabras del Papa, junto a las críticas por la campaña en defensa de la vida de la Conferencia Episcopal, muestran los nervios de un ejecutivo que, a juzgar por su actuación, está convencido de que enfrentarse a la Iglesia le compensará de su creciente descrédito.

Mientras Gaspar Llamazares acusa a la Iglesia católica de "convertirse en una colaboradora del sida y de su terrible impacto en el tercer mundo al negar que el preservativo es imprescindible para luchar contra esta enfermedad", el ministro de  Sanidad, celoso tal vez del protagonismo que ha cobrado en las últimas semanas la ministra del aborto, ha decidido convocar un concurso público para la adquisición de su millón de preservativos, que luego enviará al continente africano.

En el avión que le conducía a Camerún, Su Santidad aseguró ante los periodistas que "no se puede resolver el flagelo del sida con la distribución de profilácticos. Al contrario, el riesgo es que se pueda aumentar el problema".

Para el Papa la solución se encuentra "sólo a través de un doble empeño":

"La humanización de la sexualidad, es decir, una renovación espiritual y humana que lleve con sí un nuevo modo de comportarse el uno con el otro y, segundo, una verdadera amistad, también y sobre todo por las personas que sufren".

Algunas oenegés y los gobiernos de países como Francia y el Reino Unido han lanzado duras críticas al Papa por esta declaración, aunque no han sido capaces de aportar un solo dato cuantificable que desmintiera las afirmaciones de Benedicto XVI.

Lo mismo ha sucedido con la prensa gubernamental en España y con la opinión publicada del pensamiento políticamente correcto, aunque en nuestro país los improperios han sustituido en ocasiones a la crítica.

Frente a ello, la Conferencia Episcopal Española se ha mostrado hoy "muy satisfecha" por el impacto de la campaña Protege mi vida y por el interés que está generando, sobre todo, teniendo en cuenta el "bajo coste" de la misma, según fuentes eclesiales.