No me llame homófobo, señor ministro

EXIGE AL MINISTRO DE SANIDAD QUE RETIRE ESTA GUÍA HECHA A MEDIDA DE LOS COLECTIVOS LGTB

 

No me llame homófobo, señor ministro

050.000
20.705
 
20.705 personas han firmado. Ayúdanos a llegar a las 50.000 firmas.

No me llame homófobo, señor ministro

El Gobierno del PP señala con el dedo a los ciudadanos y los acusa de homofobia, posicionándose a favor de una reeducación social desde la perspectiva LGTB:

“Todas las personas hemos sido educadas en el sexismo y la homofobia”.

Esto es solo un extracto de lo que dice la guía Abrazar la diversidad, un extenso documento que acaba de publicar el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, con el aplauso de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

Pídele al Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que retire esta guía, por estar impregnada de los presupuestos de la ideología de género que la minoría LGTB pretende imponer al resto de ciudadanos.

Ni Zapatero en sus años más duros se atrevió a hacer algo semejante.

Este informe parte de la idea de que el acoso por homofobia y transfobia es poco menos que una epidemia que azota las aulas españolas. Pero no aporta un solo dato que lo demuestre. Hasta reconoce que es difícil de detectar este tipo de situaciones.

¿Por qué? Porque el acoso escolar por homofobia y transfobia es solo la excusa para impregnar la educación, los planes de estudio, a los docentes, alumnos y familias, de ideología de género. Ni más ni menos que lo que el lobby LGTB lleva tiempo persiguiendo: que todos aceptemos, compartamos y experimentemos su propio concepto de vida criminalizando, de paso, la discrepancia.

“Este documento nace con la voluntad de ir más allá de la prevención del acoso y pasar a considerar la diversidad sexual, familiar y de identidad de género presente en todos los centros como una oportunidad educativa para contribuir a la construcción otra escuela posible”.

Con esta guía oficial, el Gobierno rompe su exigencia de neutralidad institucional y pasa a hacer apostolado del movimiento LGTB:

“Frente a los argumentos que sostienen que lo natural es la heterosexualidad, los hechos muestran que lo natural es la diversidad sexual”

Así que para Rajoy y los suyos, como en los viejos sistemas totalitarios, la nueva doctrina oficial es lo “diverso”, lo que responde a la iniciativa del “deseo” Y te guste o no, así educarán a tus hijos y te reeducarán a ti.

Por eso te ruego que exijas al Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, la retirada de esta guía porque constituye la imposición de los dogmas de la minoría LGTB al resto de ciudadanos.

Preocupante resulta también la alusión a que las creencias religiosas favorecen las actitudes homófobas:

“Si las diferencias culturales o la religión aparecen como elementos que en determinados casos facilitan la aparición de actitudes homófobas o tránsfobas, conviene dejar claro que los derechos humanos están por encima de las creencias religiosas y culturales”.

Con esta lógica delirante, si tus opiniones y creencias discrepan de que el  modelo LGTB sea el más idóneo para construir una sociedad, entonces estás en contra de los derechos humanos. De esta manera, todos los ámbitos de la conciencia quedan subordinados al nuevo becerro de oro de la ideología de género.

La guía no tiene desperdicio. Estas son algunas de las perlas que incluye, y que son un ejemplo de la ingeniería social que está a punto de llegar a los colegio de nuestros hijos, si no lo remediamos:

  • Garantías para la no discriminación por razón de sexo, orientación sexual o identidad de género en la contratación y promoción del personal docente y no docente que desarrolla su labor en centros públicos o privados. Es decir, cupos.
  • Incluir en planes de estudios la educación sexual integral, la igualdad entre hombres y mujeres así como la diversidad sexual, familiar y de identidad de género.
  • Sustituir los términos padre y madre de los formularios, folletos y demás documentos administrativos para incluir la diversidad sexual, familiar y de identidad de género.
  • Celebrar el día de las familias en lugar del día del padre o de la madre.
  • Solicitar colaboración y asesoramiento de las asociaciones LGBT locales para participar en acciones como complemento formativo a las actividades escolares y extraescolares y servir de referentes positivos.
  • No censurar en los buscadores web del centro los sitios que contengan palabras como «sexo», «sexualidad», «gay», «homosexual», «lesbiana».

Para el Gobierno de España, todos los españoles necesitamos “introspección y desaprendizaje” de la configuración hetereosexual que nos ha sido introducida en el cerebro por una “enculturación" patriarcal y “androcéntrica”.

No podemos permitirlo. Tenemos derecho a tener una visión del mundo propia y de educar a tus hijos según nuestras convicciones, sin por ello estar fomentando el acoso, el maltrato, ni el abuso hacia los que no piensan como nosotros. Eso es demagogia.

No nos dejemos arrastrar por los argumentos que esgrimen para criminalizarnos. 

¡Firma esta alerta ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Por favor, introduzca su provincia
HazteOir.org protegerá tu privacidad y te mantendrá informado/a sobre esta y otras campañas.

No me llame homófobo, Sr. ministro

Sr. Alonso, ministro de Sanidad:

 

Le supongo al tanto de los contenidos de la guía “Abrazar la diversidad”, recientemente publicada por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad, dependiente de su Ministerio.

 

En ella, el acoso por homobia y transfobia en los colegios españoles, pésimamente documentado por cierto, sirve como excusa para que su Ministerio valide un sistema educativo impregnado por la ideología de género que le marcan los colectivos y movimientos LGTB.

 

Con afirmaciones como que la heterosexualidad no es lo natural, sino la homosexualidad, o que “todas las personas hemos sido educadas en el sexismo y la homofobia”, oficializa un nuevo dogma que pretende adoctrinar a los alumnos, reeducar a los docentes y silenciar las creencias de las familias de acuerdo con la visión del mundo sesgada e ideologizada de una minoría.

 

Me cuesta comprender cómo se ha prestado a esta operación de ingeniería social, más propia de otros regímenes. Por eso le ruego que retire esta guía y deje de criminalizar el pensamiento y las conductas de los ciudadanos.

Atentamente,
[Tu nombre]

No me llame homófobo, señor ministro

Firma esta alerta ahora

050.000
20.705
 
20.705 personas han firmado. Ayúdanos a llegar a las 50.000 firmas.