Niñas casadas a la fuerza: rescátalas

400 CASOS AL AÑO EN ESPAÑA

 

Niñas casadas a la fuerza: rescátalas

050.000
25.145
 
25.145 personas han firmado. Ayúdanos a llegar a las 50.000 firmas.

Niñas casadas a la fuerza: rescátalas

Pide al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, un plan policial para erradicar los matrimonios forzados.

Es el gran abuso silencioso en las sociedades europeas. Y se extiende silenciosamente.

Matrimonios concertados de acuerdo con costumbres atávicas y aberrantes.

Niñas de 10 a 16 años, obligadas a casarse con desconocidos, muchas veces con parientes, a cambio de una dote pactada por sus padres. 

En España, se estima que unas 400 mujeres son víctimas cada año de los llamados “matrimonios de honor”. Una de cada cinco es una niña.

Europa despierta

La mayoría de casos de matrimonios forzados ocurren entre ciudadanos musulmanes, a pesar de que buena parte de los musulmanes desaprueben esta práctica.

Países como el Reino Unido ya han reconocido la gravedad de este desafío contra los derechos humanos.  

En 2012, el Gobierno de David Cameron cambió el Código Penal para introducir el delito del matrimonio forzado, que conlleva penas de hasta seis años de cárcel para los parientes de la mujer que lo hayan concertado en contra de su voluntad. 

Reino Unido creó, además, una unidad especializada de la Policía para recibir las denuncias de las víctimas y perseguir esta aberrante práctica. 

En el primer año, la nueva unidad policial recibió 1.735 solicitudes de intervención en casos de matrimonios forzados.

En uno de cada cinco casos, la víctima es una niña. 

Las denuncias representan sólo una pequeña parte de la realidad de los matrimonios forzados. 

Por eso, tan importante como cambiar el Código Penal, es especializar a la Policía en la detección y persecución de esta práctica y en el rescate de las víctimas.

Otros países como Bélgica, Alemania, Francia y Noruega han seguido el camino del Reino Unido, creando un tipo penal específico para los matrimonios forzados y especializando a sus cuerpos de seguridad en su erradicación.

El Gobierno de España acaba de cambiar el Código Penal, introduciendo este nuevo delito.  Pero no es suficiente. 

Se necesita una unidad policial especializada y un programa específico de rescate y apoyo a las víctimas. 

Cataluña, Madrid, Andalucía y Canarias son las comunidades donde se han detectado más casos de matrimonios forzados.

Se estima que en España, se conciertan alrededor de 400 bodas forzosas cada año. Y esta pesadilla no deja de extenderse, cobijada bajo el paraguas de la diversidad cultural. 

Pide al Gobierno de España que tome cartas en el asunto. Otros gobiernos europeos ya lo están haciendo.

Pide al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que la Policía cuente con una unidad especializada y que impulse un plan específico para erradicar esta tenebrosa práctica y rescatar a las víctimas.

400 casos cada año, en Cataluña, Madrid, Andalucía y Canarias.
Les han robado la infancia. No permitas que les roben el resto de su vida.

¡Firma esta alerta ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Por favor, introduzca su provincia
HazteOir.org protegerá tu privacidad y te mantendrá informado/a sobre esta y otras campañas.

Al ministro del Interior

Los matrimonios forzados y las niñas obligadas a casarse son una horrible realidad silenciosa en España. Decenas de menores sufren cada año en nuestro país esta intolerable forma de violencia y esclavitud.  Reformar el Código Penal y tipificar estas uniones forzosas como delito no es suficiente.  La mayoría de las víctimas no denuncia y vive en una situación de aislamiento.

 

Señor ministro, escuche los gritos silenciosos de estas niñas.

 

Forme una Unidad especializada de la Policía, como las que existen en el Reino Unido y en otros países europeos, e impulse un plan específico para erradicar esta aberrante práctica y proteger  a las víctimas.

Atentamente,
[Tu nombre]

Niñas casadas a la fuerza: rescátalas

Firma esta alerta ahora

050.000
25.145
 
25.145 personas han firmado. Ayúdanos a llegar a las 50.000 firmas.