El Gobierno reconoce que quiere adoctrinar a los alumnos con EpC

El Gobierno reconoce que quiere adoctrinar a los alumnos con EpC

A través del Ministerio de Justicia, el Gobierno acaba de reconocer el carácter adoctrinador de Educación para la Ciudadanía y proclama que inculcar el relativismo moral es el objetivo de esta asignatura.

REDACCIÓN HO.- Durante la tramitación de un recurso sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía planteado por una familia objetora ante el Tribunal Constitucional, el Ministerio de Justicia, a través de la Abogacía General del Estado, ha presentado un escrito de alegaciones en el que deja muy claro que esta materia tiene un fin adoctrinador.

Para el Gobierno Zapatero, la educación no debe quedar en manos de los padres, ya que estos pueden imponer sus valores a sus hijos y tal comportamiento, según el Ejecutivo, es adoctrinar:

  •  “La libertad ideológica del menor no puede quedar abandonada a lo que puedan decidir quienes tienen atribuida su guarda y custodia o su patria potestad”.
  • “No sabemos a ciencia cierta hasta qué punto los padres actúan en defensa de unas convicciones que la menor comparte o rechaza”.
  • “Difícil parece otorgar a los padres el amparo que piden cuando se ha desconsiderado la libertad ideológica de la menor”.

De esta forma, el Gobierno está defendiendo la primacía del Estado como único legitimado para educar, sustrayendo nuevamente la patria potestad a los padres, tal como ya hizo con la nueva ley del aborto.

Imponer el relativismo moral

Además el Gobierno argumenta en su escrito, presentado por la Abogacía General del Estado, que lo propio de la democracia es el relativismo moral, y precisamente por ello Educación para la Ciudadanía, que defiende tal concepción del mundo y del ser humano, debe ser de obligado cumplimiento para todos los alumnos:

  •  “La concepción filosófica que presupone la democracia es el relativismo”.
  • “La democracia no tiene que pedir perdón por ser un régimen esencialmente relativista, sanamente relativista”.

Formar los sentimientos, emociones y valores

El recurso explicita igualmente el concepto de educación que defiende el proyecto Zapatero, según el cual los valores forman parte de las materias a impartir. De esta forma, el sistema educativo abre la puerta al adoctrinamiento que el Ministerio de Justicia niega.

En el recurso de la Abogacía del Estado se puede leer:

 “La educación no es solo transmisión de conocimientos sino formación de las emociones y sentimientos. No es tanto la persuasión intelectual cuando el compromiso emocional lo que crea el hábito de la virtud pública. El pleno desarrollo de la personalidad incluye también la educación de los sentimientos y emociones, pues sin ella fracasaría la transmisión y puesta en práctica de valores que favorezcan la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia”.

Adoctrinamiento, relativismo, estatalismo… La argumentación del Gobierno da nuevos motivos y argumentos a los objetores de Educación para la Ciudadanía y a todas aquellas familias que quieren preservar su libertad. Exige ahora al ministro de Educación que retire Educación para la Ciudadanía del currículo escolar.